Premenopausia: ¿Cuándo visitar al ginecólogo?

A partir de los 45 años es normal empezar a notar los primeros síntomas de la premenopausia. Estas señales pueden causarnos molestias, pero ¿cuándo son normales y cuándo hay que consultar con el ginecólogo? Te lo contamos.

Antes de finalizar los periodos menstruales, una serie de indicios nos alertan de la llegada de la menopausia: la etapa de la vida de las mujeres en la que finaliza la actividad de los ovarios. Durante este periodo estas glándulas mixtas pierden su capacidad ovular y dejan de producir hormonas. ¿En qué afecta esto a nuestro día a día?

Sofocos y sudores nocturnos

Los sofocos pueden producir irritabilidad y alteración del sueño, lo que repercute en nuestra vida sociolaboral y personal como mujeres. Pueden durar de 2 a 4 años desde su comienzo. A la ansiedad y malestar que provocan se suma que pueden aparecer tanto de día como de noche, lo que condiciona nuestro bienestar y la calidad de vida.

Insomnio y alteraciones del sueño

Hasta un 60% de las mujeres en la menopausia sufren insomnio o alteraciones del sueño provocado en gran medida por los sofocos, pero también por episodios de ansiedad y estrés propios de esta etapa.

Sequedad vaginal

Además, presta atención a la atrofia urogenital que sensibiliza y seca los tejidos la vulva, vagina y uretra, lo que puede producir irritación y dolor en el coito, y afectar a las relaciones sexuales.

No podemos hablar de menopausia hasta que no pasen al menos 12 meses sin regla, pero si ya has notado alguno de estos cambios, puede ser que estés en la premenopausia.

La irregularidad menstrual es otro factor que debes controlar en este periodo. ¿Qué tipo de sangrado “anormal” debe alertar para acudir al ginecólogo/a?

  • Sangrados vaginales cada 2-3 semanas.
  • Saltos de ciclos.
  • Cambios en la cantidad del sangrado (más abundante).
  • Manchados fuera de reglas.
  • Y sobre todo cualquier sangrado vaginal que se produzca un año después de la última regla.

Es importante que normalicemos esta etapa, ya que, se trata de un cambio fisiológico natural. Lo recomendable es acudir a tu médico en cuanto acuses alguno de estos indicios, para que te aconseje sobre cómo minimizar los efectos.

Toma nota de estos consejos para afrontar la premenopausia de la mejor manera:

  • Para los sofocos lo mejor es que te vistas por capas, evites las bebidas calientes, regula la temperatura ambiente, no fumes y, aunque parezca una broma, ¡haz mucho ejercicio!
  • Frente a la sequedad vaginal los hidratantes o regenerantes tópicos vulvovaginales serán tus mejores aliados. No abandones tu intimidad con relaciones sexuales en pareja o masturbación.
  • Combate el desequilibrio del sueño poniéndote un horario regular, intenta resistirte a la siesta y evita el alcohol y otros estimulantes como cafeína a media tarde.
  • Para subir los ánimos te ayudará practicar ejercicio físico de forma regular y actividades en grupo.

La conclusión es bien sencilla: en cuanto empiece a aparecer cualquiera de estos síntomas, visita a tu ginecólogo para que te haga una revisión completa, y te indique hábitos o tratamientos para minimizar estos síntomas y que tengas una buena calidad de vida.

Visitanos en nuestros puntos de venta, donde encontrarás productos para esta etapa de tu vida.

Fuente: Centrada en ti

 

CLOSE
X
Add to cart